La Epidemia del Egocentrismo

ego_xlarge

La Epidemia del Egocentrismo 

Por Bhakti Aloka Paramadvaiti Svami 

Autor y Director de OidaTerapia por la Paz Mundial

Tanto los colonialismos tempranos como las diversas formas de colonialidad del poder que se presentan en nuestro mundo de hoy, son ejemplo claro de la expansión de la mentalidad egocéntrica.

______________

La mentalidad egocéntrica ha ido permeando casi todo lo existente. Cuando este tipo de mentalidad se expande de manera tal que se hace la cualidad básica de una sociedad, entonces se origina la falta de respeto hacia otros, lo cual está destinado a crear hostilidad, desconfianza y frialdad. Esta actitud de nuestra mente y actuar, hace que principalmente perdamos nuestra facultad natural de empatía hacia las situaciones del mundo y hacia los demás, produciendo bloqueos en la comunicación interpersonal y en la comunicación con nuestro entorno social, ecosistémico, geográfico, natural y trascendental.  

No solamente los colonialismos tempranos sino que también las diversas formas de colonialidad del poder que se presentan en nuestro mundo de hoy, son ejemplo claro de esta expansión imperiosa de la mentalidad egocéntrica. El mundo pareciera regirse por un tipo de epistemología occidental que aboga por una continuación del legado de la acumulacion y la expansión. Las invasiones en la edad media son gran ejemplo de esta variable. A su vez, incrementan las estrategias para continuar ésta herencia. Cuando los esclavos ya eran difíciles de manejar, entonces se abolió la esclavitud. Cuando las colonias no podían estar ya bajo control, entonces hábilmente se creó un sistema de dependencia internacional.

La clave a este plan ha sido mantener la educación controlada y hacer que la disponibilidad de trabajo sea dependiente a la sumisión del plan de estudios y el marco de poder. En otras palabras, los líderes de gobiernos, la iglesia, los militares, el comercio, los bancos etc., han sido hábilmente controlados por las oligarquías que han ido surgiendo después de procesos de colonización de choque.  

Este sistema educativo tiene sus fundamentos en los conceptos de explotación de la tierra, las personas y los animales. Lo que sea que las personas poderosas quieran hacer, inclusive al costo de traer sufrimiento a otros, es justificado y llevado a cabo; algunas veces a nombre del progreso, otras veces con el disfraz de la secularidad, otras con la apariencia de la superioridad de un pensamiento religioso institucionalizado.

El Darwinismo fue usado para imponer un concepto de superioridad de la modernidad sobre nuestros ancestros, catalogados de ser primitivos y salvajes. Nada más alejado de la realidad, pues nuestras comunidades ancestrales recibieron a los europeos con brazos abiertos pero a cambio fueron engañados y sus tierras fueron ocupadas, sus esposas, vidas y libertad arrebatadas.

Mientras tanto, aún celebramos a Colón y consideramos a Europa como el mundo civilizado. El neocolonialismo sigue perpetuando el abuso. ¿Qué futuro promulgan?: “Sigan siendo esclavos del sistema, con sueldos mínimos, tasas de inflación elevadas, comida y gasolina a precios manipulados”

La asamblea de los 68, seguirá teniendo reuniones, sosteniendo que luchan contra la pobreza en el planeta. Además, aquellos profesores de universidades que quieren hacer intercambios académicos en estados unidos o europa y que anhelan tener importantes sueldos, tendrán que hacerlo a costo de mantenerse callados y esconder su verdadero conocimiento.

Así, el sistema esclavista se perpetúa proponiendo acuerdos de comercio que atentan contra las economías locales, mercados que invaden con grandes capitales, patentes que prohíben la producción de semillas nativas locales atenuando la continuación de nuestra tradición ancestral.

La imagen de tal panorama es un tanto gris, pero por otra parte, existe la potencial realidad de contrarrestar este pensamiento egocéntrico por medio de la acción.  Una acción que trata a la vida con respeto en vez de con negación o con evasión y que se traduce en un activismo contagiante.  Existe la necesidad en este mundo de hoy, de expandir otras formas de ver, de promover la unidad en diversidad, de dialogar con aquellos a quienes consideramos diferentes, en un ejercicio de tolerancia, interacción y comunicación verdadera.

OidaTerapia por la Paz Mundial (OTPM) es el llamado a un activismo en beneficio de la paz. Esto implica una acción en las dimensiones educativa, social e investigativa. Es un requisito el que utilicemos nuestra mente para pensar los asuntos de paz que abundan en el mundo globalizado contemporáneo. Esta labor de reflexión es el camino que permite una interacción apropiada con el pensamiento occidental para reconocer sus aportes, pero también para aceptar la caducidad de sus postulados e incorporar visiones de diversidad que enriquecen nuestro panorama. La paz es el activismo del amor, la acción de la inclusión y la unión en diversidad.