Curso Todos Somos Una Familia

Mientras la mente calcula y la inteligencia propone frialdad, nuestro corazón abre la puerta a una dimensión superior. En tal sentido, la familia tiene que ver con una apertura de corazón. Por ejemplo, a un niño que es adoptado y que viene de un lugar distante y de proveniencia étnica y racial diferentes, se le da un lugar en el corazón de por vida. Si a los animales se les da un lugar en el corazón ¿entonces por qué no a todo el mundo? El Curso de Todos Somos una Familia te propone comprender tu naturaleza al igual que la de los demás, el hecho de que todos somos eternos y estamos viviendo en un mundo de aprendizaje regido por la ley de acción y reacción.

Regístrate aquí